Términos y condiciones: El eterno desconocido de la gente.

por Luis Felipe

Si. Debe ser un título clickbait, pero el asunto es serio.

Una encuesta realizada de forma independiente demuestra que solo el 25% de la gente lee los términos y condiciones de cada servicio y/o producto que utiliza en su día a día. Esto es preocupante considerando el peso digital que tenemos en internet. Es más, la cantidad usuarios activos en Facebook es de 2700 millones (Vía) e Instagram, también de Facebook Inc. tiene 1000 millones de usuarios activos (Vía). ¿Cuántos de estos usuarios habrán leído qué hace Facebook Inc. con nuestros datos?

Los términos y condiciones de cada aplicación, página web o servicio, e incluso el sistema operativo de los teléfonos dice que pueden hacer o no con tus datos, como los tratan, cuál es su función y su alcance dentro del paradigma del internet. Sin embargo, mucha gente no suele tomarles el peso a dichos textos, siendo casi un mecánico “siguiente-siguiente-crear”.

Y claramente se hace con un motivo claro: La gente exige inmediatez con su servicio. Cuanto antes esté creada la cuenta mejor para estos. Lamentablemente las empresas hacen lo que quieren aprovechándose de dicha “necesidad de inmediatez” y obliga a que existan entradas como esta. (Recordando que últimamente muchos sitios web tienen una “Política de Cookies”, que nadie lee tampoco)

La pregunta es: ¿Debería preocuparme?

Depende, si no te importa que Google pase a ser dueño de tus datos, o que Instagram (desde ahora Facebook Inc.) pueda crear derivados de tus fotos, entonces no hay problema. El tema está que en algunas modificaciones de términos y condiciones la gente confía que publicando “Yo estoy en contra de tal cambio de TyC…” los exime de dicha modificación, pues no. Lamentablemente al igual que las leyes locales, el desconocimiento del funcionamiento de los TyC de un servicio no te hace inmune a estos.

Es decir, que tú no sepas como usuario que Instagram puede lucrar con tus datos no significa que Instagram te hará inmune a lucrar con dichos datos. Ellos lucrarán igual, estés consciente de ello o no.

¿Qué significa esto?

Nada grave en la práctica, hasta que llegamos a la parte de las actualizaciones de interfaz de dichos servicios (porque esto si les interesa a los usuarios, y no como lucren con sus datos ¿no?)

En fin. Muchos se preguntarán por qué estoy escribiendo esto ahora y no hace 10 años atrás. Bueno, primero porque no tenía vitrina para mostrar esto, y segundo porque la polémica la sirvió Instagram con una modificación supuestamente “que busca la censura”.

El cambio de la discordia.

Instagram modificó nuevamente su aplicación, evitando que se compartan publicaciones del feed como historias.

¿Qué significa esto? Pues que no podrás compartir tu nuevo post con el sticker “New Post” porque ya no podrás hacerlo.

Esto claramente es un cambio menor a nivel de interfaz, porque hace que se rompa el funcionamiento actual de las historias (que a su vez hace que vuelva al funcionamiento original), ya que dicha vitrina del feed (recordemos que aparece en la parte superior de la app) es mostrar historias del día a día y no la nueva foto que subiste mostrando la anatomía de tu pelo.

Las historias (como dije en mi Instagram) son un calco de las historias de Snapchat que eran efímeras. Duraban 24 horas, nada más, ni nada menos. Y eso fue copiado no solo por Instagram. Spotify incluso “tomó prestada” esa función para sus usuarios.

Pero ¿por qué hacer el cambio ahora? La respuesta más rápida es que en Instagram no tomaron en cuenta el alcance que tendría publicar historias con posts del feed, y también es bueno señalar que es una decisión global (la razón de peso por la que escribo esto, es porque hay gente pensando que el gobierno metió mano en Instagram).

Este cambio no es para censurar ni nada de eso, es simplemente reenfocar el concepto original de las historias. No necesariamente que no te dejen tirar una publicación al feed te están censurando, sigue existiendo un método que es SUPER sencillo (tomar un pantallazo, copiar el enlace, pegarla en las historias), si no que es una medida para devolverle la “efimeridad” a las historias. Porque para eso mejor ponemos un Pin Feed diciendo cuales son las publicaciones destacadas. (algo que ya existe entre comillas, es el Pin Stories)

Pero entonces, ¿cuál es el problema?

En resumidas cuentas, no sé. La gente en Chile debido al estallido social suele andar paranoica y eso genera problemas. En lo demás, demuestra la encuesta que muy poca gente lee los TyC de todo, y honestamente… esto es un problema porque tú no sabes que hacen con tus datos. Y la razón de peso es porque no leíste absolutamente nada. No sabes como usan tus datos, no sabes que hacen con ellos. Perfectamente un servicio de descarga de torrents puede venderle tus datos de inicio de sesión a unos pedófilos en la Deep web y el usuario no sabría porque ellos no están interesados en leer un documento de 40 páginas, ellos quieren su cuenta ahora. No antes, no después. Ahora mismo.

Antes que empiecen los dardos: ¿Saben que hacen con tus datos empresas como Google o Facebook?

Repasemos por encima los TyC de Google y Facebook, para el común de los mortales pondré además de la información en sus fuentes oficiales, una explicación rápida y en perfecto español.

Google:

Google simplificó sus TyC para hacerlos más legibles de cara al usuario. La pregunta es: ¿Cuántos leen esto?

Instagram:

Casi tan simples como Google, pero de todos modos vuelvo a la misma pregunta: ¿Cuánta gente sabe que Instagram puede crear derivados del contenido que suben?

Facebook:

Si bien Facebook no indica que hace con tus datos (y su política de datos tampoco ayuda mucho), se entiende que comparten TyC con Instagram, en especial con el tema del tratamiento de datos.

WhatsApp:

Digamos que por el cifrado end-to-end es más difícil que hagan lucro con tus datos per-se.

Pero también entendamos el cruce pasivo de Facebook Inc. con sus filiales (WhatsApp e Instagram)

Microsoft:

Perfecto Inglés. Perfecto.

Apple:

iOS es clarisimo, no eres dueño del sistema operativo. Ellos te prestan la licencia durante el tiempo que tengas el dispositivo.

Reflexiones finales: Entiendan el peso de lo que aceptan.

Hay que ser honestos, nadie lee el 100% de los TyC (yo mismo, no suelo leer los TyC de los servicios que uso de forma efímera. Pero si vas a usar servicios de forma constante, debes entender que hacen ellos con tus datos. No tener que llegar a instancias donde terminas reclamando usando el medio contra una medida que el mismo aplicó sin “tu consentimiento”.

Considerando lo anterior, recordemos los principios de internet, ser abierto y libre, sin impedimentos para su acceso ni la información que ahí existe. Pero no sirve de nada que la información esté si nosotros como usuarios no tomamos consciencia de lo que leemos, de lo que hacemos, o de lo que aceptamos.

Consideren esto como una lección de vida, no solo con los servicios digitales, si no que también en el día a día, donde uno firma contratos bancarios sin leerlos, y luego llena Twitter de críticas contra la empresa porque ellos “le robaron”.

Fuentes:
Instagram
WhatsApp
iOS
Microsoft
Facebook

Tambien te puede interesar